Un obispo afroamericano participará de la boda del Príncipe Harry y Meghan Markle

Entre los muchos anuncios que dio en los últimos días el Palacio de Kensington, sorprendió y para bien el que confirmó que un obispo afroamericano participará de la ceremonia que unirá al Príncipe Harry y la actriz Meghan Markle en matrimonio. Se trata del obispo presidente y primado de la Iglesia Episcopaliana de Estados Unidos, el reverendísimo Michael Bruce Curry, quien fue invitado por el príncipe y su prometida a participar en su boda.

En un comunicado, el Palacio de Kensington señaló que el obispo, oriundo de Chicago, hará un discurso durante la ceremonia del 19 de mayo, que será oficiada por el deán de Windsor, el reverendo David Conner, y el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, que casará a la pareja.

Curry, quien en 2015 se convirtió en el primer obispo afroamericano en presidir la Iglesia Episcopaliana, ha ensalzado el amor que une al futuro matrimonio. “El amor que ha juntado y unirá al príncipe Harry y a la señora Meghan Markle tiene su fuente y origen en Dios y es la llave de la vida y la felicidad. Hoy lo celebramos y rezamos por ellos”, expresó el obispo, que forma parte de la Iglesia Episcopaliana, que es parte de la Iglesia de Inglaterra en Estados Unidos y se integra en la comunión de la Iglesia Anglicana, de la que es jefa la reina Elizabeth II, soberana del Reino Unido y abuela paterna del príncipe.

Harry, sexto en la línea de sucesión al trono, y su prometida, la actriz estadounidense Meghan Markle, se casarán el próximo sábado en la Capilla de St. George, situada en los terrenos del castillo de Windsor, en el pueblo del mismo nombre, a unos 30 kilómetros al oeste de Londres.